Entradas

Jesús, mi deseo para el año que viene

Imagen
  Querido Jesús: Solo te quiero a Ti. Solo quiero permanecer junto a Ti. Aunque no te vea, aunque no te sienta, saber que estarás… Saber que estarás, partiendo conmigo Tu pan. Y aunque a Ti no te vea concédeme verte en mis hermanos. Jesús, no sé lo que pasará el año que viene porque solo tengo el ahora, y el ahora lo quiero tener lleno de Ti. Sígueme defendiendo, protegiendo, amando,  y si es tu voluntad escondiéndote. Solo dame la Fe. Amen.

Te adoro

Imagen
Te adoro, Palabra eterna de Dios hecha silencio en el Portal. ¡Cómo grita el amor tu silencio en la noche de cristal! Te adoro, reguero claro de luz que vence la oscuridad. ¡Cómo rompe tu luz la tiniebla que formó la iniquidad! Te adoro, ternura inmensa de Dios, fuente viva, claro manantial. ¡Todo un Dios hecho carne en María! Nieve blanca, humilde, virginal. En Ti nos ha nacido la vida, en Ti se puede confiar, en Ti nace otra vez la esperanza, en Ti amanece eternidad. Te miro y me conmuevo de amor al verte pobre de verdad. Dios eterno que todo lo puedes, envuelto en debilidad. Me entrego vencido por el amor que ha nacido en un Portal. Hoy yo pongo mi vida a tus pies, tómala, no puedo darte más.  "Letra y música, Padre Jose Luis Saavedra"

Zaqueo, una historia de amor

Imagen
  Querido Jesús: No te conozco, pero mi corazón te ansía, me gustaría verte. Todos me odian y soy bajito, no sé qué hacer, quiero verte. Me subiré a este árbol. Estoy nervioso, todos me miran, alguno ha sacudido el árbol para que yo caiga. Pero yo, no sé, algo en mi corazón me dice que te veré, que me verás, que tal vez Tú me quieras. Ya vienes, mi corazón empieza a latir, me miras, me quieres, quieres hospedarte en mi casa. Ya soy tuyo, haz de mí lo que quieras. Amén.    

Jesús, me agarro a Ti como una lapa

Imagen
Querido Jesús, soy como una lapa que se agarra y  se alimenta de Ti,  que eres la Roca. A veces, las olas golpean fuertemente  y todo lo que siento me induce a despegarme, separarme y alejarme de Ti. Pero ¡no!, ¡me aferro a la FE!,  que es lo que impide que me suelte. Señor a veces estar a tu lado implica temblar, verse sacudido, perseguido, pero no me quiero ir porque te amo.   Jesús Tú eres la Roca, yo soy la lapa y el pegamento es la fe. ¡Que así sea! Amén.

Ibas a morir

Imagen
  Querido Jesús: Nunca me había parado a pensar  en cómo te sentirías en tu Última Cena. Imaginaba que estarías alegre, rodeado de tus amigos. Pero es que ibas a morir, y lo sabías, y sabías que uno de ellos te iba a traicionar. Y, aun así, cenaste con ellos, bebiste con ellos, le dejaste a Juan recostarse en tu pecho y consolarse, cuando eras Tú el que necesitabas ser consolado… Querido Jesús, amaste en los peores momentos de tu vida. Me enseñas a amar. Amén.

La gracia de la confianza en Jesús

Imagen
  Querido Jesús, confío en Ti, te lo digo, con la voluntad, con mis palabras temblorosas, con ese sentimiento de miedo e impotencia que me invade. Confío en Ti, aunque mi cuerpo ya sabes que no confía, ni mi psicología, y mis sentimientos no confían para nada ahora mismo. Pero con mi voluntad te digo que confío, porque quiero hacerlo, quiero quererte Jesús sin intereses, sin esperar a que me auxilies a cada momento.  Quiero, pero no puedo,  aunque sí con tu gracia. Que todo este dolor me abra a recibirla. Amén.    

Por Amor

Imagen
  Querido Jesús , ayúdame a abandonarme a la voluntad del Padre, como lo hiciste Tú, por amor a tu Padre, y por amor a nosotros los hombres. Entregaste tu vida por amor, y solo por amor, amor a tu Padre, y amor a nosotros. ¡Ayúdame Jesús a hacer lo mismo! Ayúdame a aceptar la voluntad del Padre que quiere lo mejor para mí. Ayúdame a aceptar, afrontar y abrazar la Cruz,   por amor al Padre y a ti Jesús, y por amor a mis hermanos los hombres, como lo hiciste Tú. Amén.