Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2019

No me toques

Imagen
Señor, fué muy duro perderte después de haberte encontrado.  Eras el primero que me miraba con ternura, en realidad eras el primero que me veía.  Delante de Ti yo era, me sentía viva y hasta buena.                                                     Tus palabras eran caricias que curaban todas mis heridas. Fué muy duro perderte Señor.  Cuando creí que habías muerto  y que contigo se había ido toda mi esperanza,  y que había conocido el cielo para volver al infierno, fué muy duro Señor.  No sé cuando sentí más dolor si antes de conocerte o después al perderte, creo que fué después... Pues conocer un Amor así y luego perderlo. Pero no, estás ahí, aunque no puedo verte, no te reconozco y dices que no puedo tocarte. Entiéndeme Señor yo soy humana y no puedo verte, y no puedo tocarte y te amo.  Entiéndeme...

Rendición

Imagen
¿Por qué no depones las armas ante el soberano Rey de tu alma? Dobla las rodillas de tu entendimiento y entrega tu voluntad a su Ternura Infinita.
Estás jugando un pulso que Él te deja ganar porque eres su niñito a quien ama, pero secretamente espera que lo dejes ya, que te entregué del todo para dártelo todo
Ríndete y disfruta de su Amor gratuito e incondicional, corta ya de una vez esos hilos que sabes que te atan, y a los que navegan ya en este Amor déjalos ir, no los retengas en el lugar en que tú te quedaste varado.



El fuego del Espíritu Santo

Imagen
A medida que vamos dejando entrar al Espíritu Santo en nuestra alma y nos vamos llenando de las riquezas de sus dones y sus carismas, humanamente nos sentimos cada vez más pobres. Y no es que seamos más pobres que antes de que Él nos inundara con su gracia, sino que ahora somos conscientes de que lo somos.
Es el fuego purificador del Espíritu que con su luz va descubriendo moradas ocultas de nuestro interior. Esa purificación, que se aprovecha de todas nuestras circunstancias vitales, sobre todo de las que más dolor nos causan, nos va quitando todo aquello en lo que hasta ahora nos habíamos apoyado. Descubrimos que en realidad somos seres muy vulnerables y que siempre lo hemos sido. Al mismo tiempo las prioridades en nuestra vida van cambiando. Nos movemos por Amor y mientras Él no nos falte podemos aguantarlo todo. Aunque en realidad sabemos que no podemos y que la única forma es abandonarnos en Él.
En verdad es esta una forma muy insegura de vivir desde el punto de vista humano. Darte…

Lo que creo que te pasó

Imagen
Lo que creo que te pasó es que el sol te daba en la cara y aunque no veías bien creíste que lo importante era que tu pregunta fuera contestada.
Por eso cuando Él te miró con Amor tú seguías dándole  vueltas a tu cabeza,
lo que hacías, lo que tenías …
Pero si de verdad tus ojos se hubieran encontrado con los suyos,
habrías navegado calmadamente en el océano de su Amor,
y en ese mar de ternura se hubiesen hundido hasta el fondo
tus preguntas, tus proyectos, tus bienes, tu seguridad.
Y te habrías quedado flotando en el Amor,
viviendo del Amor, dejándote amar sin más.
Eras joven, eras rico, eras bueno,
pero Jesús no te amaba por eso.
El solo quería mirarte y amarte,
pero había demasiado luz.
Por eso volvió a buscarte, te esperó pacientemente,
hasta que la oscuridad, el abandono y el 
conocer que no eras tan bueno,
te puso otra vez a sus pies.