Lo que creo que te pasó


Lo que creo que te pasó es que el sol te daba en la cara y aunque no veías bien creíste que lo importante era que tu pregunta fuera contestada.
Por eso cuando Él te miró con Amor tú seguías dándole  vueltas a tu cabeza,
lo que hacías, lo que tenías …
Pero si de verdad tus ojos se hubieran encontrado con los suyos,
habrías navegado calmadamente en el océano de su Amor,
y en ese mar de ternura se hubiesen hundido hasta el fondo
tus preguntas, tus proyectos, tus bienes, tu seguridad.
Y te habrías quedado flotando en el Amor,
viviendo del Amor, dejándote amar sin más.
Eras joven, eras rico, eras bueno,
pero Jesús no te amaba por eso.
El solo quería mirarte y amarte,
pero había demasiado luz.
Por eso volvió a buscarte, te esperó pacientemente,
hasta que la oscuridad, el abandono y el 
conocer que no eras tan bueno,
te puso otra vez a sus pies.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Contigo o sin ti Jesús

En el silencio de la noche viene Jesús

Jesús, tú eres el mar donde flotan mis incertidumbres