Permanece

Sigue adelante un poco más,
no te rindas, permanece,
no puedes hacer otra cosa,
continúa,
abre los ojos a un nuevo día,
a un nuevo sol que brilla,
aunque no para tí.
Un poco más,
cada día un poco más,
primero un paso y luego otro,
y no mires más allá.
Tu vida no te pertenece,
continúa,
porque Él que te ama es el dueño de tu vida.
Continúa, El vendrá, ya está contigo,
se hará visible, cuando llegue el momento,
hasta entonces continúa,
permanece.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Contigo o sin ti Jesús

En el silencio de la noche viene Jesús

Jesús, tú eres el mar donde flotan mis incertidumbres