Inmunidad

La criatura humana busca resistir, estar dispensada, no ser atacada,
ser inviolable, invulnerable, libre y protegida.
Sin embargo es criatura y por tanto no es  inmune como desearía,
es pobre, limitada y dependiente.
Pero sí es libre y amada y protegida por su creador Dios.
Dios se hizo hombre y vino a esta tierra,
indefenso, vulnerable, esclavo de todos, 
y lo hizo por Amor.
Jesús el Inmune se hizo débil para que nosotros participáramos de su inmunidad,
para que la muerte, para la cual no existe vacuna, no tuviera ya poder sobre nosotros.
Esta es la gran historia de Amor que nos atañe a cada uno,
todo lo demás es accesorio. 
       

Comentarios

  1. Me gusta como escribes María Jesús, eres clara y vas al punto. Lo de Jesús "el Inmune" es un hallazgo, gracias por tus textos. Un abrazo fraterno invocando a Cristo.

    ResponderEliminar
  2. Que bella síntesis, en una lectura novedosa y muy actual !!!
    Muchas gracias María Jesús, por entregar toda tu creatividad e inspiración al servicio del Amor. En ti se cumple la canción: "Mi alma se ha empleado/y todo mi caudal en su servicio/ya no cuido ganado/ni tengo otro oficio/que solo Amar es mi ejercicio"
    Que Dios siga llenando tu vida de bendiciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué generosidad en tus palabras, ojalá fuera como dices, muchas gracias, igualmente te deseo

      Eliminar
  3. Así es, muy agradecido por el caudal de Amor que irradias, aquí, y en Hozana donde sigo Sanación Interior con San Juan de la Cruz. Espero en el Señor que podamos seguir compartiendo tu vida y escritos. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vengo a descansar en tu Corazón

Alma de Cristo, santifícame

¿Esta crisis nos hace más fuertes o más débiles?