Donde nadie llega

 


Jesús Tú llegas donde nadie llega.

Tú entras donde nadie entra.

Eres el Único que conoce mi verdadera personalidad,

mi ser de verdad.

Tú eres más íntimo a mí que yo mismo.

Tú conoces lo que yo ignoro y amas cada fibra de mi ser.

Estás dentro de mí, habitas Resucitado llenándolo todo de Luz.

Sé que para llegar a donde estás todavía tengo que atravesar tinieblas.

Pero voy contigo, de tu mano, de la mano del Resucitado,

con tu Luz.

Amén.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Jesús, tú eres el mar donde flotan mis incertidumbres

El Espíritu Santo ora en mí

La conversación