¿Estoy solo?


"Muchas veces me ocurre que voy caminando por la vida solo, aparentemente. Ahora salgo hacia el trabajo, ahora estoy en el tren, ahora estoy en el trabajo, ahora de regreso a casa. Voy solo. Estoy solo. ¿Voy solo y estoy solo?
A veces parezco estar en medio de una nube oscura. Nada parece tener sentido en mi vida. Lo que ayer me ilusionaba hoy me resulta trivial. Lo que ayer me causaba alegría hoy me es indiferente. ¿Qué me pasa? ¿Estoy tal vez pasando una crisis existencial?
En medio de este desconcierto busco a Dios. Quiero estar simplemente con Él. Lo demás me da igual.
Al andar hacia el tren ansío que Él me acompañe. En el tren quisiera hablar con Él. O simplemente estar junto a Él en silencio. Cuando llego a la iglesia quiero estar en silencio delante de Él. Pareciera que Él está allí, en el Sagrario, mientras yo me pongo ante Él a varios metros de distancia. Estoy solo,... ¿Lo estoy?
Mientras voy hacia el tren caminando Él va conmigo realmente. Mientras voy en el tren, Él está pegado a mí. Cuando estoy frente a Él en el templo Él en realidad está sentado a mi lado. Mientras estoy en medio de esa nube oscura, llena de desconcierto y de sinsentido, Él está pegadito a mí. Él, sencillamente, no cesa de estar conmigo. Él es capaz de estar en el Sagrario frente a mí y a la vez estar sentado conmigo en el banco. Y a la vez estar muy dentro de mí. ¡Es omnipresente!
¡Es todo Amor!
¿Por qué lloras alma mía? ¿Es que crees que estás sola y abandonada? ¿Es que has perdido el sentido de tu vida? ¿O es sólo que estás creciendo y eso duele?
Y desconcierta.
Tu existencia, alma mía, es acompañada por el Amor. Mis ojos no pueden verte y a veces creen que sólo existe lo que pueden ver. Mis oídos no te oyen. Mis brazos no pueden notar tu presencia. Pero tú Señor estás conmigo y mi alma ya sabe que te puede escuchar en el silencio.
Mis brazos pueden abrazarte y tú no cesas de estar conmigo.
Sí, se me queda corta esta vida. ¡Pero sé que esta vida es para que crezca en mí el deseo de estar contigo para siempre! ¡Eternamente! ¡Amén!"

Javier

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué el amor no es amado?

Cisternas rotas