Soltar el hueso


 Nos aferramos a nuestros esquemas como un perro que roe un hueso,

y como vivimos en la carne no nos alimentamos del Espíritu.

Los hombre buscan palabras de vida eterna y nosotros no podemos dárselas,

porque solo tenemos un hueso que roer,

y no tiene ni olor ni sabor.

La única forma sería soltar el hueso,

quedarnos sin nada,

morir para dar vida,

y alimentarnos de Cristo.

Y mientras no sea así, 

viviremos un vacío, 

que intentaremos rellenar con palabras huecas,

y promesas falsas.

Solo Jesús tiene palabras de vida eterna. 



  

Comentarios

  1. Solo Jesús es nuestro pan de vida y nuestro agua del cielo, lo mejor que podemos acoger y lo mejor que podemos dar.Gracias.

    ResponderEliminar
  2. "La única forma sería soltar el hueso, quedarnos sin nada, morir para dar vida, y alimentarnos de Cristo". Mejor no se puede decir hermana! Un abrazo fraterno en Cristo Jesús!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vengo a descansar en tu Corazón

Alma de Cristo, santifícame

¿Esta crisis nos hace más fuertes o más débiles?