El lugar más solitario del mundo


Cuando menos te lo esperes

encontrarás el lugar más solitario de la tierra;

no es aquel desierto que soñabas visitar,

ni esa capilla perdida en la montaña;

lo encontrarás sin quererlo,

rodeado de personas

que no podrán hacer nada por evitarlo.

El lugar más solitario es el dolor,

el dolor en estado puro que lo anula todo,

cualquier risa, cualquier música,

incluso el dulce y melodioso canto de un pájaro.

Nada lo podrá evitar.

Por eso, deja de buscar la soledad,

porque ella vendrá a ti cuando menos te lo esperes,

cuando más necesites una mirada de amor,

y una caricia de consuelo,

vendrá a ti.

El lugar más solitario del mundo es el dolor,

Pero no olvides que en ese lugar está Jesús.

Amén  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Una palabra tuya basta para sanarme

Cuando cierro los ojos digo que no hay Luz

Una Navidad diferente