Perdida en el camino

Jesús he perdido el camino,

tus huellas ya no están,

el paisaje ha cambiado

y me siento como una niña indefensa.

Jesús, tengo miedo,

porque ya no veo tu túnica blanca,

me siento sola.  

Miro cada rostro buscando el tuyo,

escucho cada sonido intentando reconocer tu voz.

Estoy como un cervatillo agazapado,

esperando que vuelvas, Jesús.

Pero sé que tengo que echar a andar

y no seguir agazapada.

Y tú me dices “Todo es posible para el que cree”,

y yo te digo “Ayuda mi incredulidad Jesús”. 


Comentarios

  1. ❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️

    ResponderEliminar
  2. Te diriges a Jesús, sabes que es El el ausente, no hay nadie que dé la mano al cervatillo ni que le diga: yo te guío. Sólo la voz del pastor te habla de fe. También la fe de los discípulos y su oración ayudarán a tu cervatillo a acertar el camino. Dios te hará ver en el momento adecuado y cómo Él quiera.

    ResponderEliminar
  3. Buenos días hermanos de hozana esa situación estoy viviendo yo no encuentro salida ni paz desde que el miedo se apoderó de mi vida y de mi mente. Pido perdón a Dios por eso y me ayude a fortalecer mi Fe.

    ResponderEliminar
  4. “ Y Tú me dices: “TODO ES POSIBLE PARA EL QUE CREE”
    “ Y yo te digo: “AYUDA MI INCREDULIDAD, JESÚS”
    Realmente vivir esa experiencia parece interminable sin embargo creo firmemente que Jesús nos conoce bien, aún nuestras sombras y desaciertos yo me he puesto en sus manos. Y Él sabe que a veces tengo prisa y sabe que son muchas las veces que quiero llevar el timón yo, sabe las veces que siento que no puedo más. Él sigue siendo mi guía y tengo la certeza, aún cuando a veces no lo sienta, de que está, que me acompaña, que puedo sentirme sola, pero no lo estoy. Siempre gracias!

    ResponderEliminar
  5. Claro que lo he vivido, a veces por un tiempo corto, otros más extensos. Le digo al Señor que estoy triste, que me ayude. Por lo general, al orar mi sentimiento de paz llega. Aunque a veces, se me va el deseo de orar, pero insisto conmigo misma y logro que llegue la paz. La oración en mi caso es mi medicina.






    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Una palabra tuya basta para sanarme

Cuando cierro los ojos digo que no hay Luz

Una Navidad diferente