El Espíritu Santo ora en mí

 


Jesús, a veces el dolor es tan profundo en mi interior que quedo muda,

como Zacarías cuando tuvo esa visión en el templo y no creyó.

Yo tampoco creo muchas veces, pero no me lo tienes en cuenta,

sabes que el dolor es tan fuerte que no puedo hablar.

Jesús, estoy muda, estoy ciega, y no sé a dónde ir,

me pongo delante de Ti, para que me acompañes,

necesito saber que estás cerca Jesús.

Jesús, soy tan débil, tan pobre, tan frágil,

que cualquier cosa me deja confundida, muda y ciega.

Pero en el silencio de mi vida,

el Espíritu Santo ora en mí.

Amén.

Comentarios

  1. Buenos días..
    Gracias por tan preciosas reflexiones me encantan y hacen que mi vida Espiritual se encienda y sacuda con hermosas reflexiones..
    El camino de conversión es así...
    Pero tenemos al mejor amigo a nuestro lado que nos levanta día a día y porsupuesto a personas como ustedes para seguir avanzando nuestro camino junto a mi Señor Jesús...
    Feliz y bendecido día hermanos en Cristo Jesús..
    🙏🕊❤🌈

    ResponderEliminar
  2. Que hermosa reflexión, oración, me conmueve!! Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Esta oracion me ha reconfortado mucho justo en el momento que mas lo necesito. Estas palabras llenan mi corazon y mi alma. Me animan. Gracias Espiritu Santo porque siempre estas presente cuando mas lo necesito protegiendome aunque no lo merezca por mis pecados

    ResponderEliminar
  4. La experiencia de dolor es de tal profundidad que me deja como en blanco, sin saber que hacer ni que decir. Siento que en mi ser algo se rompió, como si no fuera la misma. Sin embargo no sé cómo decirlo pero mi certeza de que Él está conmigo, que camina a mi lado es casi tan real como la fragilidad, miedo y culpabilidad que siento. Sin duda en medio de todo eso Él está conmigo. Bendiciones! Siempre gracias!

    ResponderEliminar
  5. Gracias Padre por mostrarnos el camino en medio de la oscuridad, por darnos fortaleza, tu compañía y misericordia. Amén.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Jesús Misericordioso, porque se que aunque me sienta sola el Espíritu Santo esta conmigo. Bendito y Alabado seas por siempre mi amado Jesús.

    ResponderEliminar
  7. Nunca como antes convivo con.mi debilidad, mi.impotencia, mi nada. Nunca como antes vivo la espiritualidad y la compañía de Jesus, a pesar de mis miedos y mi incertidumbre. En este momento no sé qué hacer, he de tomar una decisión, confío el la dirección del Espíritu Santo y en la de Nuestro Buen Pastor. Y sí, frente al Santísimo, me quedo sin palabras.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Alma de Cristo, santifícame

Vengo a descansar en tu Corazón