Entradas

Javier

Imagen
Veo un niño caminando en un mundo inhóspito,es una luz entre las tinieblas,un rayo de amor entre tanto odio.Veo un niño con el rostro sonriente que a veces lloraporque no entiende.Veo un niño que ama, que espera, que se ilusiona,que quiere ser amado y entendido.Veo un niño que sabe a quién acudir,que sabe quién le ama de verdad,le protege y reconoce. Ese niño encontró una niña que también buscaba lo mismo.Aquél que les protegía les unió.¡¡¡Gracias!!!

Destierro

Imagen
Solo tú Señor conoces lo más íntimo de mi ser.Las criaturas me miran pero no me ven,me oyen pero no me escuchan, me juzgan pero no me conocen.Pero tú Señor me ves, me escuchas, no me juzgas,me conoces.Y aún así, como yo no te veo, no te escucho y no te conozco,me siento muy sola. Estoy en el mundo contigo pero sin ti,comunicada por la fe, el amor y la esperanza. Y a veces, muchas veces,casi siempre,se hace muy duro este destierro,Señor.

El silencio de Dios

Imagen
"Qué bueno sería, Dios mío, poder estar entre aquellos que te aman por Ti mismo. Poder estar entre aquellos que soportan tu ocultamiento porque les importa más confiar en Ti que entenderte...; entre aquellos que no intentan encerrar a Dios en sus deseos, sino sólo inclinarse ante su infinitud. Qué bueno sería, Dios mío, estar entre aquellos que mantienen tu alabanza aun cuando están destrozados, entre aquellos que saben renunciar a lo accidental porque quieren ser libres para lo esencial, entre aquellos que se reconcilian con las preocupaciones de este mundo, porque han oído la llamada del Amor”.EL SILENCIO DE DIOS Alfonso López Quintás

La cárcel del entendimiento

Imagen
Jesús, a veces mi entendimiento se transforma en una cárcelque impide que me invada el Espíritu Santo.Eso ocurre cuando me hago mayor y no soy como un niño,y no me rindo ante Ti,y no te someto todas mis ideas “tan bien estructuradas”.Jesús, cuando estoy en esta cárcel,no tengo paz ni alegría,y a veces no me doy cuenta de que estoy presa.Al enemigo le encanta que esté en esa cárcel,porque cuando estoy ahí le es muy fácil enredarme,por eso me es necesario ser humilde,hincar la rodilla de mi entendimiento,y someterte todas mis potencias.¡Ven Espíritu Santo,penetra los barrotes de esta cárcel,ayúdame a salir!

¡Llora!

Imagen
Llora, y si no puedes, pídeselo a Jesús,dile que te ayude a llorar,llora como un niño que pide creyendo que recibirá,pero no viertas lágrimas de autocompasión sino de liberación.Llora, porque al llorar muestras tu debilidad y le permites a Jesúsvenir a salvarte, llora ahora, porque tal vez de niño no te lo permitieron,te exigían ser fuerte para ser querido.Con Jesús no es así,Él te quiere débil, como un niño, quiere ser tu fortaleza.Llora, hazlo tranquilamente delante de Jesús,al hacerlo le estás rogando, su nombre es Salvación,y deja que tu corazón de piedra se vaya transformando.Llora, cuando no puedas orar, cuando no quieras seguir,cuando la maldad del mundo te pese demasiado,cuando todo te empiece a parecer un sinsentido. Llora, y no te importe que te vean, devuelve con tus lágrimas la inocencia a este mundo corrompido,porque si la sal se vuelve sosa,¿con qué se la salará?, tal vez con nuestro llanto.

Soltar el hueso

Imagen
Nos aferramos a nuestros esquemas como un perro que roe un hueso,y como vivimos en la carne no nos alimentamos del Espíritu.Los hombre buscan palabras de vida eterna y nosotros no podemos dárselas,porque solo tenemos un hueso que roer,y no tiene ni olor ni sabor.La única forma sería soltar el hueso,quedarnos sin nada,morir para dar vida,y alimentarnos de Cristo.Y mientras no sea así, viviremos un vacío, que intentaremos rellenar con palabras huecas,y promesas falsas.Solo Jesús tiene palabras de vida eterna. 

Misterio

Imagen
La criatura humana vive inmersa en el misterio,no se conoce a sí misma,los demás se muestran impenetrables ante ella, y su Creador también permanece oculto.Se diría que la criatura es como un niño,jugando al tesoro escondido, sabiendo que su Padre al final,le entregará el tesoro.Y para jugar hay que ser un niño,por eso solo los que son como niños entrarán en el reino de los cielos.