Entradas

La conversación

Imagen
  Jesús, hay algo que me sanaría completamente, una conversación contigo, con el único que me mira de verdad, el que me escucha completamente y me conoce. Ser mirada por ti, tener tu atención, poder expresarme, llorar y tocarte. Y, sobre todo, por primera vez, ser entendida plenamente.   Jesús, una conversación, contigo, eso me sanaría completamente.

Perdida en el camino

Imagen
Jesús he perdido el camino, tus huellas ya no están, el paisaje ha cambiado y me siento como una niña indefensa. Jesús, tengo miedo, porque ya no veo tu túnica blanca, me siento sola.   Miro cada rostro buscando el tuyo, escucho cada sonido intentando reconocer tu voz. Estoy como un cervatillo agazapado, esperando que vuelvas, Jesús. Pero sé que tengo que echar a andar y no seguir agazapada. Y tú me dices “Todo es posible para el que cree”, y yo te digo “Ayuda mi incredulidad Jesús”. 

La sintonía de Dios

Imagen
Estamos aquí para entonar la música del cielo, para sintonizar con nuestros receptores de señal la frecuencia con la que Dios emite desde el cielo la sintonia del Amor. Nos pasamos la vida tratando de entender esas señales, mientras los niños las pueden captar espontáneamente, sin esfuerzo, gracias a la pureza de su corazón intacto. Los niños tratan de encontrar esa sintonía desde su concepción, y a partir también de su nacimiento, entre los padres y hermanos y profesores, y otros familiares, y muchas veces, no la encuentran. A veces sí. Pero en su interior la inquietud de sintonizar con ese Amor les empuja a buscarlo, no sin frustraciones muchas veces Esa inquietud no cesa hasta que al fin se encuentran con el Amado, el Ser que ellos sabían que existe desde siempre y que les atrajo desde siempre. Javier

La batidora del Amor

Imagen
  Jesús estoy metida en la batidora de tu amor, que da vueltas y a veces convierte mi vida en un caos, pero no lo es, todo está perfectamente ordenado en tu mente amorosa. Esa batidora me tritura y siento dolor, y me lleva a no poder hacer nada sin tu ayuda, no me queda más remedio que confiar, porque, aunque me siento paralítica, Tú me dices “Echa a andar”. Desde la batidora a veces te grito que me saques, porque se hace muy duro, pero no me hagas caso Jesús, haz lo que tengas que hacer. Báteme hasta que sea necesario. Amén.  

El lugar más solitario del mundo

Imagen
Cuando menos te lo esperes encontrarás el lugar más solitario de la tierra; no es aquel desierto que soñabas visitar, ni esa capilla perdida en la montaña; lo encontrarás sin quererlo, rodeado de personas que no podrán hacer nada por evitarlo. El lugar más solitario es el dolor, el dolor en estado puro que lo anula todo, cualquier risa, cualquier música, incluso el dulce y melodioso canto de un pájaro. Nada lo podrá evitar. Por eso, deja de buscar la soledad, porque ella vendrá a ti cuando menos te lo esperes, cuando más necesites una mirada de amor, y una caricia de consuelo, vendrá a ti. El lugar más solitario del mundo es el dolor, Pero no olvides que en ese lugar está Jesús. Amén  

¡Estrújame Jesús!

Imagen
Jesús, me rindo, estrújame, apriétame, atrápame. Ya lo has hecho, con tu divino Amor, con tu corazón sangrante que hace sangrar el mío. Jesús, estoy marcada con el fuego de tu Amor, te pertenezco, por eso estrújame, saca de mí todo el jugo. Me quejaré, pero no importa, atrápame y méteme en tu Corazón.

Yo soy

Imagen
El Pan de vida, la Luz del mundo, la Puerta, el Buen Pastor, la Resurrección, la Vida,  el Camino, la Verdad, la Vid. ¡Yo soy!